Primer párrafo de EL AMANTE JAPONÉS de RANI MANICKA


El primer párrafo de El amante japonés es plenamente descriptivo. En unas pocas líneas nos introduce de lleno en la casa de la anciana que acaba de recibir el día anterior la visita de una escritora que quiere contar su vida.
RANI MANICKA nos hace sentir el monzón en la cara y parece que nos mojamos con el temporal que asola Kuala Lumpur el día anterior a que la mujer de noventa y dos años espere el amanecer, sin poder dormir. Me gusta el estilo de Rani Manicka y la novela de 400 páginas es muy amena.
La época elegida para contarnos esta historia es la II guerra Mundial  y la autora nos habla de Malasia su país de origen, una forma de viajar al pasado y a otro continente. 
Este primer párrafo empieza con un "Se inclinó hacia adelante" y ahí empieza la historia que Marimuthu Mami tiene que contarnos de su intensa vida. 
No olvidéis que se vive el doble si sabemos mirar a través de los ojos de otros que han vivido.
El amante japonés, empieza así:

La anciana y la escritora. Kuala Lumpur, 2008.
En el interior de la enorme casa todo permanecía a oscuras, salvo la despensa, iluminada por el resplandor blanco azulado de una farola que se colaba a través de una ventana alta sin cortinas. Acurrucada en el escaño y tapada con una manta fina, Marimuthu Mami contemplaba el recuadro iluminado que se reflejaba en el suelo de cemento. Empezaba a amanecer. Y todavía no había pegado ojo. El día anterior había observado tras los visillos del salón a la chica que aparcaba el coche junto a la verja. Bueno, no era una jovencita precisamente, pero llevaba vaqueros y, para Marimuthu Mami, de noventa y dos años, cualquiera que llevara vaqueros tenía que ser joven. El viento -estaban en plena estación del monzón- había vuelto del revés el endeble paraguas de la joven, quien había acabado cruzando la entrada asfaltada a la carrera, bajo la lluvia. Estaba apoyando el paraguas roto contra la pared del porche cuando Marimuthu Mami llegó a la puerta. En circunstancias normales, la anciana no debía abrir la verja a nadie -la ciudad estaba plagada de inmigrantes ilegales procedentes de Indonesia que robaban y delinquían incluso a plena luz del día-, pero las riadas habían retrasado a su hija, quien la había avisado por teléfono y le había dado permiso para abrir las puertas. La chica se sentó en el borde de un sillón de ratán. Al final resultó ser una escritora que deseaba conocer la vida de su anfitriona. Marimuthu Mami parpadeó incrédula. ¡Su vida! La mujer interpretó aquella reacción como una señal de reticencia. -Le pagaré, por descontado -se apresuró a añadir la joven, mencionando a continuación una suma nada desdeñable. No obstante, al tener la impresión de que el silencio se eternizaría, le aseguró que conocía el tipo de vida tranquila que Marimuthu Mami había llevado, la de una esposa y madre tradicionales, y que no aparecerían ni secretos sórdidos ni revelaciones morbosas. Se inclinó hacia delante.



Descripción: http://www.elcorteingles.es/libros/elementos/transparente.gifSinopsis
Descripción: http://www.elcorteingles.es/libros/elementos/cuadrotransparente.gif
Descripción: http://www.elcorteingles.es/libros/elementos/cuadrotransparente.gif
Una mujer vive una apasionada historia de amor con un oficial japonés durante la ocupación nipona en la II Guerra Mundial.

Malasia, 1914. Parvathi es obligada a casarse con un millonario indio mucho mayor que ella para satisfacer la avaricia de su padre. Pero tras quedarse embarazada, su esposo muere. Coincidiendo con la ocupación japonesa durante la II Guerra Mundial, Parvathi accede a convertirse en la amante del oficial japonés al mando para salvar a su hija, y aunque las primeras relaciones son insulsas, poco a poco va surgiendo el amor entre los amantes y Parvathi se convierte en la geisha del oficial. Cuando Japón pierde la guerra y los amantes se ven obligados a separarse, ambos se hacen una promesa: el día de la independencia de Malasia se encontrarán en la estación de Kuala Lumpur y retomarán su amor.

Biografía: 
Rani es scritora y economista malaya residente en Inglaterra, Rani Manicka consiguió con su primera novela, Madre del arroz, publicada en 2003, ser finalista del Commonwealth Prize y  lograr un gran éxito a nivel internacional, siendo traducida a más de veinte idiomas. Además, publicó Hermanas de la tierra en 2006  y el amante japonés en 2011

No hay comentarios: