El vuelo de la Monarca de Julio Rodriguez

Menoscuarto ediciones nos deleita esta vez con una bellísima historia de exilio y mariposas. En 245 páginas de un formato pequeño Julio Rodriguez, su autor, nos cuenta una historia que relata la salida de Asturias de un niño para viajar a Belgica a ver a su hermano y que, por circunstancias de la vida y de la guerra, el destino termina jugándole una mala pasada que le hace viajar a Mexico sin posibilidad de regresar a su tierra.
El vuelo de la Monarca empieza así:
" El pueblo de Llano de Con amaneció en silencio aquel domingo; hasta los gallos, quién sabe si encogidos por los propósitos del frío o arrugados acaso por el trance que presagiaba el viaje que iba a tener lugar esa jornada, habían decidido postergar sus alaridos y rendirse por unas horas al sosiego."

Pero si hermoso es el comienzo de esta novela no lo es menos el prólogo que nos ofrece su autor y que dice asi:
"En primavera la mariposa Monarca emprenderá su viaje al norte. Será un viaje largo; tanto que harán falta tres o cuatro generaciones para que alcance las áreas rurales de la frontera entre Estados Unidos y Canadá y habrá de ser la siguiente generación la que regrese en otoño. Pero aún no ha llegado la primavera y la mariposa Monarca continúa en los bosques de Oyamel, en las montañas del centro occidental mexicano, ajena a su destino."

El vuelo de la monarca es una deliciosa novela que nos regala esperanza, pese a que comienza con los desatinos de una generación errónea y las jugarretas de un destino que no siempre es oportuno, pero que puede arreglarse y volver a recuperar la esperanza a través de las generaciones. En mi opinión es una novela altamente recomendable, redactada con prosa sencilla e inteligente y que nos enseña mucho del género humano.

Julio Rodriguez nació en Oviedo en 1971 es doctor en psicología  y además de escribir guiones para cine, radio y televisión ha publicado dos libros de poemas, ambos premiados y la novela titulada El mayor poeta del mundo que fue Premio de novela Vargas Llosa en 2006.

No hay comentarios: